En un mes Ginobili decide si va al Mundial

De su presencia, o no, dependerá la confección de la lista de convocados y el sistema de juego en el Mundial ; contestará el mes próximo.

paña 2014 enciende otra esperanza para el básquetbol argentino, aunque prudente. Julio Lamas, el seleccionador nacional, comentó tras el sorteo de las zonas y el fixture en Barcelona: “Si estamos con todo el equipo, vamos a volver a intentarlo”, aludió a conseguir un lugar en el podio. Y ahí hay un gran interrogante: ¿estará todo el equipo?

Falta medio año -184 días exactamente- para el debut con Puerto Rico en Sevilla y aún hay bastante incertidumbre, pero da la impresión de que lo ideal para Lamas es contar con el plantel que en Londres 2012 consiguió el cuarto puesto olímpico, salvo por una modificación: Marcos Delía en lugar de Martín Leiva. Pero hay jugadores que pueden no estar a causa de su físico, y eso obligaría a nuevas citaciones y un reordenamiento táctico.

De los históricos, hasta ahora están seguros Andrés NocioniLuis Scola y Pablo Prigioni, y en duda, nada menos que Manu Ginóbili y Carlos Delfino. Entre marzo y abril, cerca del fin de la etapa regular de la NBA, Lamas viajará a Estados Unidos para charlar con los cuatro últimos y Ginóbili le dará una respuesta. Su idea es que el de España sea su último Mundial con la camiseta albiceleste, a los 37 años, pero quiere contestar más adelante para cerciorarse de que su cuerpo está en condiciones para la exigencia. Vale recordar que en la última temporada tres lesiones lo minaron física y anímicamente, al punto de que llegó a pensar en retirarse tras la final de la NBA; este año acaba de superar, en tres semanas, un desgarro en el isquiotibial izquierdo.

La situación de Delfino es muy incierta. En esta temporada no habrá jugado siquiera una vez en Milwaukee Bucks, por la fractura que sufrió en el pie derecho hace diez meses, ya dos veces operada. “Si Carlos está disponible para el primer día de entrenamiento de la selección, será convocado”, subraya el DT. En la mente de Lamas ya deben de trazarse esquemas de juego sin el santafecino.

Pero es Ginóbili quien abre grande el abanico de posibilidades. Por lo pronto, en caso de que no vaya, puede que en su lugar, en vez de otro escolta, haya un tercer base, como Nicolás Laprovittola, de estupendo presente en Brasil. Sin embargo, lo que más cambiaría es la composición del quinteto titular. Las alternativas son muchas.

De estar Ginóbili y Delfino, es muy factible que Lamas disponga como alineación de comienzo la de Londres 2012: Prigioni, Manu, Carlos, Nocioni y Scola. Una chance es que, con la idea de foguear a uno de los jóvenes que deben tomar la posta de la Generación Dorada y a la usanza del premundial Caracas 2013, Delía (tendrá 22 años) sea el pivote en el primer cuarto, y que Chapu y Luifa actúen durante ese lapso en sus puestos naturales. De faltar Delfino en España, esa formación con Delía es más factible, aunque no se puede descartar a Juan Gutiérrez en la posición 5. Pero también puede darse algo más heterodoxo: que Facundo Campazzo (habrá cumplido 23) sea el base, Prigioni vuelva a su vieja función de escolta, Ginóbili se desempeñe como alero, y Nocioni y Scola, como en los últimos Juegos Olímpicos, sean los internos.

Ahora bien: ¿qué pasaría si terminare ausentándose Manu? Por un lado, Delfino cumpliría la función del bahiense y crecería la chance de Delía o Juan Gutiérrez, aunque también pueden actuar Campazzo, Prigioni y Carlitos como perimetrales, con Chapu y Luifa cerca en la zona pintada. La complicación mayor sería, por supuesto, que no estuvieran Ginóbili y Delfino: en ese caso se abriría un espacio para un escolta natural, como Selem Safar (Lamas tampoco descartó a Marcos Mata), y Nocioni sería el alero. Sin embargo, lo que más se modificaría sin el Nº 5 del seleccionado y el 20 de San Antonio Spurs es la carga del juego. Por el peso que tiene Manu en el equipo nacional, con él la Argentina tendría un ataque más externo y de penetración, y sin él, en las ofensivas ganará mucha incidencia Scola. De hecho, el capitán fue el máximo goleador del último mundial, Turquía 2010, cuando Manu no participó.

Ginóbili volvió en el Preolímpico Mar del Plata 2011, y en Londres 2012, a los 35 años, lució su vigencia: fue el mayor anotador (19,3 puntos por encuentro) y rebotero (5,3) de la Argentina, y redondeó excelentes porcentajes de tiro (53,3 en dobles, 44,2 en triples y 100 en libres). Hoy de buen momento en la NBA, Manu vuelve a ser clave para un gran compromiso en celeste y blanco. Por la lista, por el esquema y por su calidad. Toda una llave para la Argentina.

Los 17 candidatos… y un par de tapados

Son 12 los integrantes de un plantel de básquetbol, usualmente siete perimetrales (base, escolta, alero) y cinco internos (ala-pivote, pivote). Tras el retiro de Fabricio Oberto, en España 2014 la Argentina no será muy fuerte en la zona pintada y su potencial fuera de allí dependerá de que estén Manu Ginóbili y Carlos Delfino.

En principio, 17 jugadores estarían en la consideración de Julio Lamas, a saber según sus puestos naturales (varios, como Nocioni y Scola, pueden adaptarse a otro):

Bases: Pablo Prigioni, Facundo Campazzo y Nicolás Laprovittola.

Escoltas: Ginóbili, Selem Safar, Adrián Boccia y Paolo Quinteros.

Aleros: Andrés Nocioni, Delfino, Marcos Mata, Walter Herrmann y Pablo Espinoza.

Ala-pivotes: Luis Scola, Leonardo Gutiérrez y Matías Bortolin.

Pivotes: Marcos Delía y Juan Gutiérrez.

No se puede descartar, aunque sorprendería, algún universitario de Estados Unidos; Lamas indicó a la nacion que Patricio Garino y Pablo Bertone son “seleccionables”..

 
Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *