Escándalo en Colombia: dos jugadores se fueron a las manos tras la derrota en Quito

La goleada que sufrió Colombia ante Ecuador (6-1) en el último partido del año de las Eliminatorias Sudamericanas marcó un antes y un después en el equipo de Carlos Queiroz, de irregular campaña. Incluso, en las últimas horas trascendió en dicho país que dos jugadores se habrían agarrado a los golpes en el vestuario del estadio de Quito.

La información fue publicada por el periodista Javier Hernández Bonnet en Blog Deportivo, aunque no detalló los nombres. Sin embargo, la historia se completó más tarde en el programa “La Luciérnaga” de Caracol Radio, donde revelaron que los futbolistas en cuestión habrían sido el capitán James Rodríguez y Jefferson Lerma.

Si bien no hay un pronunciamiento oficial sobre el hecho, Bonnet aseguró que hizo un trabajo serio de investigación y que los protagonistas no habrían aguantado la presión en el vestuario: “Hay grupos enfrentados en la Selección. Hubo episodios cuyos protagonistas alcanzaron a irse a las manos“, dijo.

Y agregó: “¿No es eso acaso una muestra clara, latente, de que Queiroz es un problema, pero que hay un problema mucho mayor al interior del grupo? ¿Que no hay un líder capaz de mantener la paz al interior de vestuario? Todas esas reflexiones hay que hacerlas“.

Por último, el periodista sostuvo que habría mayoría para aprobar la salida del entrenador, quien obtuvo una victoria, un empate y dos derrotas en medio del camino hacia el Mundial de Qatar 2022: “Queiroz se reunió con los futbolistas y les dijo que si el problema era él, que se lo dijeran. Que él ponía a disposición del comité ejecutivo de la Federación colombiana de Fútbol su carta de renuncia“, sentenció.

Comentarios

Comentarios

comentarios