Fidel Castro y el presidente iraní tuvieron una reunión “fraternal” en la que se regalaron elogios