Francisco: “Las relaciones entre religiones alivian las heridas”