Francisco pidió una Iglesia Católica en comunión con el resto de los cristianos