Francisco proclamó santos a los papas Juan Pablo II y Juan XXIII

Ante una multitud de un millón de personas que llegaron a Roma y que solo un quinto logró ver la ceremonia de la doble canonización, Francisco respiró hondamente, hizo una pausa y recitó la fórmula. Dijo que tras deliberar y consultar por la ayuda divina “declaramos benditos y definimos que Juan XXIII y Juan Pablo II sean santos y los incluimos entre los santos, decretando que de esa manera sean venerados por toda la Iglesia”.

A su derecha en el sagrario de la basílica de San Pedro, en los escalones de la plaza, lo observaba el cuarto papa de esta jornada nunca vista en la historia de la Iglesia: Benedicto XVI, el alemán Joseph Ratzinger, Papa emérito que renunció el 28 de febrero.

Ratzinger se sento en el lugar reservado a los 150 cardenales que concelebraron con los dos pontífices la santificación de los dos papas más populares del siglo XX. Con ellos estaban 700 obispos que también concelebraron en la misa.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *