“Fue un juicio muy emotivo y particular”