Fuego en una casa deshabitada: importantes pérdidas