General Cerri vivió una noche muy difícil: agresiones, acusaciones y escrache