“Hay un ataque injustificado del Gobierno a la dirigencia sindical”