“Hay un relato de ‘lo peor ya pasó’ y lamentablemente no es así”