Insisten en la necesidad de evitar que los detenidos por delitos graves accedan a libertades condicionales