JRR rechaza oferta millonaria internacional y vuelve para firmar

El enganche rechazará una oferta millonaria de Sport Recife para continuar en el equipo junto a Carlos Bianchi.

Más allá de ser un jugador de fútbol, Juan Román Riquelme es un concepto y un modo de hacer. Ser Riquelme es ejercer la vida y el fútbol de una manera concreta. Por eso, en el manual riquelmista de cada negociación contractual, existe una certeza que implica que cuando terminan las actividades, Román ingresa en el terreno del misterio. Allí, el “10” se refugia en el anonimato íntimo que le asegura la cercanía con su familia y con sus amigos. Porque Riquelme es más Riquelme entre los suyos, cuando no bebe de las mieles de los adulones de ocasión ni soporta las espinas de los carroñeros oportunistas. Entre Don Torcuato y sus vacaciones, el ídolo mantuvo el silencio y esperó con tranquilidad el transcurrir de las acciones. Por eso, todos esperan su inminente retorno para que, si no median inconvenientes, Román firme su vínculo con Boca por 18 meses más.

La negociación entre los dirigentes de Boca y Daniel Bolotnicoff, el representante del “10”, fue transcurriendo con calma. Más allá de las reuniones que tuvieron, los detalles del vínculo que firmará se fueron estableciendo mediante diferentes comunicaciones, que César Martucci fue enviando, vía correo electrónico, a la oficina de Bolotnicoff. Allí fueron moldeando, entre conversaciones, lo que ya toma forma en cada una de las condiciones pactadas.

Claro, la decisión que tomó Román tiene como correlato un montón de idas y vueltas por parte de la dirigencia. Al “10” le molestó la especulación que los dirigentes emplearon a lo largo del último torneo, en el que después de algunas de las mejores actuaciones de Román, empuñaron frases del estilo de “Todos sabemos que no es el mismo del 2007” y similares. Por eso Riquelme no se apuró para analizar su presente y, sobre todo, su futuro.

La resolución llegó poco antes de irse de vacaciones, hace una semana. Por eso desde el entorno del “10” comentaron: “Si está todo bien, como estaba antes de irse, a la vuelta se firma el contrato”. El vínculo por 18 meses concretará aquello que Román soñó en la llegada de Carlos Bianchi, hace un año y medio. El “10” pensaba quedarse en Boca hasta el final del mandato de Daniel Angelici y hasta el último día de permanencia de Bianchi en el club. Claro, el Virrey seguirá atado a Boca hasta diciembre de 2015.

Por otro lado, Adidas jugó fuerte para llevarse a Riquelme al Sport Recife, con una oferta sideral que blanqueó su propio vicepresidente, Arnaldo Barros: “A Román le ofrecimos un sueldo de 310.000 dólares durante 18 meses, más un porcentaje de venta de camisetas”. Si el “10” firma con Boca, también deberá llamar al club brasileño para confirmarles que declina la alternativa.

A ocho días del comienzo de la pretemporada, Riquelme está por cerrar su permanencia en el club por un tiempo más. Y dicen los que lo conocen, que si se queda ahora, no se marchará nunca más. Adentro y afuera de la cancha, Román sueña con seguir en Boca toda la vida…

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *