Justin Bieber no tuvo sexo durante un año para “acercarse más a Dios”