La acusada de matar a su hija en Flores tenía depresión y delirios