La CONMEBOL y una propuesta prometedora a la UEFA