La Corte Suprema avaló el cómputo del 2×1 en un caso de delitos de lesa humanidad