La crisis en Brasil tendrá un “impacto negativo” en el país