La decisión de la UEFA tras la aparición del cuerpo de Sala