La firma Puma cerró la mitad de sus sucursales en China por el coronavirus

La empresa alemana informó hoy que la crisis sanitaria impactó de forma considerable a su negocio en China y en otros mercados asiáticos, debido a las restricciones impuestas por las autoridades para contener el avance del virus.

El consejero delegado de Puma, Bjorn Gulden, dijo a DPA que “dada la actual incertidumbre en torno al virus es, por supuesto, imposible predecir su impacto en el negocio”.

“Haremos todo lo que podamos a corto plazo para minimizar el daño, y seguimos siendo positivos a largo plazo con respecto a la industria y Puma”, agregó.

La compañía de ropa y calzado deportivo registró en 2019, sólo en Asia-Pacífico, un alza de 26% en su beneficio neto respecto del año anterior, y espera normalizar en el corto plazo la situación actual en que sus sucursales en China están sufriendo el impacto del virus.

En cambio, las automotrices General Motors y Fiat Chrysler retomaron su actividad en el país asiático y reabrieron sus establecimientos fabriles.

Desde GM afirmaron que “se inició la recuperación de la producción, parte de un proceso de dos semanas que abarca a sus 15 plantas”, informó la agencia ANSA.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *