La Franja de Gaza se hunde en la violencia: 113 muertos en el día más sangriento

Los combates dejaron 13 israelíes y cerca de 100 palestinos muertos; Obama transmitió a Netanyahu su preocupación por el gran número de bajas.

n la jornada más sangrienta desde que hace casi dos semanas comenzaron los enfrentamientos armados en la Franja de Gaza, cerca de 100 palestinos y 13 soldados israelíes murieron durante los combates registrados ayer.

Los combates, los más intensos desde que hace 13 días Israel anunció una nueva ofensiva sobre el enclave palestino, obligaron a unos 40.000 civiles a abandonar sus hogares.

“Cerca de 100 personas murieron hoy [por ayer]”, se lamentó Achraf al-Qudra, vocero de los servicios de emergencia en Gaza. El ejército israelí, por su parte, confirmó en su cuenta de Twitter la muerte de 13 soldados de la brigada Golani “en combates contra terroristas de Hamas”.

Fuentes del ejército israelí señalaron que siete de los 13 soldados que murieron ayer se encontraban en un vehículo blindado que fue alcanzado por fuego antitanques. Otros militares murieron dentro de las casas que habían tomado previamente. El brazo armado del grupo islamista Hamas -las brigadas Azzedim al-Qassam- reivindicó además el secuestro de un soldado israelí.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, acusó al gobierno de Benjamin Netanyahu de perpetrar una masacre en uno de los suburbios de Gaza, Shijaiyah, donde ayer se concentraron los bombardeos del ejército israelí. Abbas declaró tres días de duelo por la muerte de más de 60 personas en ese barrio. “Llamo a una sesión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo Abbas en un discurso en televisión desde Doha. “La situación es intolerable; Israel está cometiendo crímenes contra la humanidad”, subrayó.

Las fuerzas armadas israelíes, por su parte, destacaron que habían instado a todos los residentes de Shijaiyah a abandonar el área hace dos días y acusaron a los milicianos de Hamas de disparar 140 cohetes desde ese barrio desde el inicio de las hostilidades.

Según funcionarios del Ministerio de Salud de Gaza, por lo menos 438 palestinos murieron y cerca de 3000 resultaron heridos desde que el 8 de julio se iniciaron los bombardeos por parte de Israel. La cifra de víctimas, en su mayoría civiles, aumentó exponencialmente desde que el pasado jueves el ejército lanzó la ofensiva terrestre sobre territorio palestino, la primera incursión militar terrestre desde 2008.

En tanto, 18 soldados y dos civiles israelíes murieron desde el inicio de una ofensiva que según Israel fue lanzada en respuesta a los ataques con cohetes por parte de Hamas, principal fuerza política y militar en la Franja. Las bajas mortales israelíes superan ya el número total de soldados muertos en la ofensiva terrestre de 2008 sobre Gaza. Se trata de la mayor cifra de efectivos muertos que sufre el ejército israelí desde la guerra de 2006 contra la guerrilla libanesa de Hezbollah.

Entre calles sembradas de cuerpos y escombros, numerosos residentes de Gaza huían de los combates buscando algún refugio seguro, como el hospital Shifa, en cuyo interior se hacinaban los cadáveres y los heridos por los bombardeos israelíes. El director del hospital, Naser Tattar, dijo que 17 chicos, 14 mujeres y cuatro ancianos se encontraban entre los más de 60 muertos que habían podido contabilizar por los ataques israelíes.

Pese a que Israel anunció que el objetivo de la ofensiva terrestre era destruir los túneles donde Hamas esconde el grueso de su armamento, los milicianos palestinos continuaron ayer lanzando cohetes contra Israel. Las sirenas sonaron en las ciudades del sur de Israel y en el área metropolitana de Tel Aviv. No hubo reportes de víctimas en esos ataques.

Netanyahu, que ha acusado a Hamas de usar a los civiles como escudos humanos, dijo a la cadena CNN que el ejército estaba concentrado sólo en objetivos militares. “Por desgracia, hay víctimas civiles, que sentimos”, declaró.

El presidente norteamericano, Barack Obama, habló ayer de nuevo por teléfono con el primer ministro israelí y le transmitió su solidaridad con el derecho de su país a defenderse de los ataques de Hamas. “El presidente también le planteó sus serias preocupaciones sobre el creciente número de bajas, incluyendo un aumento de las muertes de civiles palestinos en Gaza y las bajas de soldados israelíes”, señaló la Casa Blanca en un comunicado para dar cuenta de la segunda conversación telefónica en tres días entre ambos líderes.

Obama informó a Netanyahu que su secretario de Estado, John Kerry, viajaría pronto a El Cairo para buscar un cese de hostilidades inmediato basado en un retorno al acuerdo de alto el fuego de noviembre de 2012, agregó el comunicado.

Egipto, Qatar, Francia, las Naciones Unidas y la Liga Árabe, entre otros países y organismos internacionales, han estado presionando, con pocas señales de progreso, para lograr un alto el fuego permanente en la zona, tras la peor oleada de enfrentamientos entre israelíes y palestinos de los últimos años.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *