“La Iglesia hizo que me odie a mi mismo”, dijo el cura expulsado por gay

Krzysztof Charamsa fue expulsado de la Iglesia católica por confesar su homosexualidad. En una extensa entrevista radial, brindó su brutal testimonio sobre su experiencia en el Vaticano.  

“He vivido con miedo continuo, con estrés”, contó Charamsa, quien a comienzos del mes pasado confesó su orientación sexual y fue separado de su cargo en el Vaticano.

En diálogo con FM Blue, el sacerdote explicó cómo vivía su situación al interior de la institución y las conclusiones que extrajo de su experiencia: “Yo quería entender las razones de la doctrina de la Iglesia, fue mi trabajo de teólogo. (Pero) la imposición de la Iglesia que hace contra todas las minorías he descubierto que es algo inhumano, que no tiene nada que hacer con el conocimiento científico que existe hoy y que con la experiencia de personas que no son heterosexuales, pero tienen la misma dignidad”.

“La Iglesia me ha impuesto en forma terrorista psicológicamente un odio contra mi mismo. He vivido durante años odiándome a mi mismo. Yo estoy seguro, soy un buen sacerdote, homosexual con toda su sensibilidad. He vivido un verdadero terror”, describió con crudeza.

Por otra parte, si bien aseguró que “el Vaticano no es un sitio bonito”, también deslizó que “hay ministros de Iglesia homosexuales”.
Respecto de su situación actual, Charamsa aclaró que “soy sacerdote pero no puedo ejercitar funciones”.

“La Iglesia me ha impuesto en forma terrorista psicológicamente un odio contra mi mismo”.

“El Papa Francisco es una esperanza. Él fue el único que me ha escuchado en la Iglesia Católica”, contó y agregó: “”Le escribí una carta al Papa con palabras fuertes, como usa la Iglesia contra los homosexuales”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *