La ingeniosa iniciativa de Flaming Lips para poder volver a tocar

El grupo estadounidense Flaming Lips quiso asegurarse de que se cumpliera con el distanciamiento social necesario.

El mundo de la música vivió un gran golpe tras la pandemia de Covid-19. Poco a poco algunos shows fueron regresando pero siempre con muy poca cantidad de público.

Con el objetivo de volver a realizar un concierto masivo, la banda Flaming Lips organizó un show en el que tanto ellos como el público tuvieron que meterse dentro de una burbuja individual inflable.

Los recitales se llevaron a cabo en la ciudad de Oklahoma y contaron con cien burbujas (cada una de ellas con capacidad para tres personas).

Cada uno de los inflables contaba con un parlante suplementario para tener una buena experiencia sonora. También venía con una botella de agua, un ventilador a pila, una toalla y una pancarta para llamar al asistente de sala en el caso de tener que ir al baño. (Pronto)

Comentarios

Comentarios

comentarios