La novedosa incorporación que cuida el ambiente

 

 
Es uno de los elementos más utilizados por los niños en las fiestas de cumpleaños, sin embargo, se trata también de uno de los que más contamina el planeta Tierra: los sorbetes. Su degradación tarda entre 150 y 400 años y es denominado “de un solo uso”, ya que luego de su utilización es descartado sin posibilidad de reutilizarse.

En Argentina, una iniciativa del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño prohíbe el uso, la entrega y el expendio de sorbetes plásticos a kioscos, restaurantes, hoteles, bares, boliches y shoppings.

Sin embargo, esta iniciativa no fue suficiente para que se dejen de utilizar, aunque ello conllevó a la invención de un nuevo producto, los sorbetes biodegradables, una iniciativa que tiene alternativas que hasta pueden provenir de una hierba.

Tran Minh Tien es uno de los emprendedores que trabajó con esta novedad: el vietnamita diseñó una bombilla de una hierba prolífica en el delta de Mekong. Es una planta que se encuentra en áreas tropicales y subtropicales, y Que, luego de su uso se enjuaga, se deja secar y se reutiliza colocándolo nuevamente en la heladera.

En Argentina, otra de las fábricas que se dedica a la generación de este tipo de productos biodegradables está en Santa Fe y su nombre es Neo Plast.

En este caso, los sorbetes están confeccionados con bioplásticos, un insumo de origen vegetal, y están certificados para el contacto con alimentos.

Finalmente, cabe destacar que también existen las de vidrio y las de acero inoxidable, las cuales circulan en el comercio nacional, aunque con valores mayores, pero se trata de un producto que requiere menos contaminación para el ambiente, y por lo tanto puede reutilizarse para amortizar su costo.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *