La odisea de transitar por las rutas provinciales

Que muchas de las rutas de la provincia de Buenos Aires están intransitables no es novedad y que poco se hace para mejorarlas tampoco lo es.

Las carreteras del sudoeste bonaerense no son lo excepción y el extremo llegó cuando un grupo de conductores ideó un grupo en Facebook que llamó “Ruta 33, la muerte” para plasmar la realidad de una de las vías de comunicación más transitadas de la zona.

Por ese espacio, cuyo eslogan es “en contra de nadie, a favor de todos”, desfilan decenas de reclamos que casi nunca se solucionan.

PLACA 4PLACA 2PLACA 1

Al mismo tiempo, un organismo oficial como Vialidad de la Provincia reconoce que menos del 30% de las rutas bonaerenses está asfaltada. Los problemas que ello provoca son múltiples: desde chacareros que no pueden sacar la producción que generan sus campos porque los caminos están intransitables hasta turistas que pretenden llegar a balnearios o lagunas y protagonizan grandes travesías para lograr desarrollar tareas recreativas.

PLACA 5

¿Qué más hacer para que se escuche el reclamo? Un grupo de vecinos de Necochea y distritos aledaños comenzó a movilizarse para que se construya una autopista en la ruta 88; todo ello con decenas de contratiempos, como intendentes (la mayoría del FPV) que no concurrían a las reuniones, muchísimos pedidos y notas enviadas a diversos estamentos gubernamentales y la unión de las voces como estandarte esencial.

PLACA 6

El tiempo pasa y los siniestros viales, las víctimas fatales, los lesionados y los destrozos de los vehículos se acumulan. Por ahora, no hay una solución.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *