La polémica del Masters: ¿la mujer de Federer molestó a Wawrinka con su celular?

Quienes estuvieron presentes en la semifinal del certamen aseguran que Stan se molestó con su compatriota por los gritos de Mirka; juntos jugarán el fin de semana la final de la Copa Davis.

LONDRES.- La definición del Masters, última estación del circuito ATP, no podía ser mejor: Novak Djokovic frente a Roger Federer, números 1 y 2 del mundo. Sin embargo, una circunstancia inusual cargó la atmósfera de decepción. Media hora antes de lo pautado para el comienzo del partido, el suizo, acompañado por Chris Kermode -presidente de la ATP- ingresó en el cemento del O2 Arena y, vestido de civil, anunció que no podría competir frente al serbio ya que una lesión en la espalda se lo impedía. “Lamentablemente no estoy en condiciones de jugar (…) Intenté todo el año estar preparado para el Masters y no me gusta terminar así. Desde anoche (anteanoche) intenté todo: remedios para el dolor, tratamiento, descanso, calentamiento, pero no puedo competir a este nivel ante Novak. Sería peligroso a mi edad -33 años- hacerlo”, se lamentó Roger, máximo ganador de la Copa de Maestros, con seis trofeos. En consecuencia, Djokovic, que hace un puñado de días ya se había asegurado la cima del ranking, logró el trofeo por cuarta vez en su carrera y se convirtió en el primer jugador en conquistar el exclusivo certamen tres años consecutivos en más de una década, desde que Ivan Lendl lo logró entre 1985 y 1987.

La espalda, calvario de Federer durante gran parte de 2013, le trajo nuevos traumas minutos después de la batalla de casi tres horas que superó en la noche londinense del sábado: la semifinal ante Stan Wawrinka, su compatriota, tras levantar cuatro match points. Aunque este duelo fue el foco de diversos rumores que, prácticamente, apartaron la victoria de Nole a un segundo plano, especialmente porque el viernes próximo, en Lille, Francia y Suiza jugarán la final de la Copa Davis, el trofeo grande que Roger aun no posee, nada menos.

Según diferentes fotógrafos que cubrieron el partido entre Federer y Wawrinka -juntos ganaron la medalla de oro en dobles en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008-, durante el tercer set hubo un incidente entre Stan y la esposa de Roger, Mirka Vavrinec, porque ésta gritaba durante los saques del rival de su marido. Según estos fotógrafos, el umpire del encuentro, el francés Cedrid Mourier, habría intentado calmar a Wawrinka diciéndole: “Ahora no, Stan”. Y Mirka reaccionó guardando su teléfono con fastidio en su bolso. En la conferencia de prensa posterior al match, Wawrinka puso paños fríos cuando se le preguntó si había sucedido algo con alguien del público. “No mucho, nada especial. Ha sido un partido tenso, nunca es fácil”, dijo, pero según los medios franceses Wawrinka habría expresado: “Ella hizo lo mismo en Wimbledon”. Durante el último Grand Slam sobre césped, Roger venció a Stan en los cuartos de final, en cuatro sets.

Wawrinka, al ser de nuevo interrogado el sábado por la noche sobre lo que Federer le dijo en la red al acabar el partido, señaló, riéndose: “No creo que tenga pena por mí. Cuando uno gana un encuentro así en el que he tenido tantas oportunidades (cuatro match points), normalmente no se dice nada. Yo le dije, enhorabuena, buena suerte’. Lo clásico, nada especial, lo siento”.

Pero fue el estadounidense John McEnroe, ex número 1, quien levantó las sospechas sobre un posible enfrentamiento entre los suizos. Actualmente comentarista de tenis en ESPN, McEnroe afirmó: “Algo pasó en el vestuario entre Federer y Wawrinka y se prolongó hasta bien entrada la noche (…) Esto hace más complicado el papel de Severin Luthi (capitán del equipo de Copa Davis de Suiza), que está tratando de hacer malabares con estos dos jugadores y asegurar que ambos estén contentos”. Los rumores se acrecentaron cuando ayer Federer no brindó conferencia de prensa en el O2 Arena, cuando generalmente lo hace en dos y hasta en tres idiomas. Roger, que ayer en Londres dio WO por 3a vez en su carrera (las anteriores, Doha 2012 y París 2008), difundió un mensaje: “Quiero recuperarme lo antes posible, viajar a Francia y en algún momento estar listo para jugar la final de la Davis”.

La final de la Copa de Maestros nunca había dejado de disputarse por una situación así. Para Federer fue la tercera renuncia en 1221 partidos y el panorama que se le abre es realmente insospechado. Porque, además, en Francia deberá jugar sobre polvo de ladrillo, la superficie que menos le gusta y más lo desgasta, y serán partidos al mejor de cinco sets. Claro que mucho dependerá del ánimo que haya en el equipo suizo puertas adentro. “Soy positivo y espero que esto va a pasar muy pronto (…) Uno tiene cosas que son recurrentes que vuelven de vez en cuando. Estuve sintiéndome realmente bien por más de un año”, comunicó Federer, tras un día que intentará borrar de su mente.

OPTTT

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *