La precariedad laboral recobró impulso y creció el empleo temporario