La Provincia anunció que no podrá pagar la deuda que vencía el 26 de enero y abre una negociación con los acreedores