La Provincia desplazó a más de 800 agentes penitenciarios