“La revolución de los aviones fue una desregulación irresponsable del sector”