Lanús, obligado a revertir el resultado en Brasil

Juega en el Mineirao, a las 22, contra Atlético; debe recuperarse del 0-1 sufrido en el Sur para poder festejar.

 Los 20 jugadores elegidos por Guillermo Barros Schelotto para intentar alzar la Recopa Sudamericana arribaron ayer al búnker de concentración con una sola premisa: revertir hoy, a las 22, el 0-1 del partido de ida frente a Atlético Mineiro (gol de Diego Tardelli) para poder conseguir, por primera vez, la Recopa Sudamericana.

El escenario no es nada fácil. El Mineirao estará atestado de hinchas locales. Y el equipo brasileño cuenta en su plantel con figuras del calibre de Ronaldinho, el goleador Tardelli y el arquero Víctor, suplente de Julio César en el seleccionado brasileño que disputó el último Mundial. El resultado global también favorece a los locales, por lo que sólo un triunfo por dos goles hará que el trofeo continental viaje a las vitrinas del estadio Néstor Díaz Pérez, de Lanús. Si los argentinos se imponen por un gol de diferencia, habrá media hora de alargue. De persistir la igualdad, el ganador se dirimirá por disparos desde el punto del penal.

La última práctica de fútbol que dispuso el DT granate dio indicios firmes de lo que será su planteo en esta ciudad. Su 4-3-3, casi una formación fetiche del Mellizo, mutó en un 4-4-2. El objetivo es claro: evitar que el Mineiro monopolice la pelota en la mitad de la cancha, y que Ronaldinho reciba con facilidad para abastecer a los delanteros Tardelli y Jo (jugará desde el inicio en el lugar de André). El cambio de esquema táctico provocará los ingresos de Lautaro Acosta (por Lucas Melano) y de Jorge Ortiz (por Junior Benítez). Acosta acompañará al uruguayo Santiago Silva en la delantera, mientras que Ortiz se repartirá el medio de la cancha con Leandro Somoza. Por afuera irán Diego González (a la derecha) y el paraguayo Víctor Ayala. Como el Mineirao ofrece un campo amplio para el pasaje de los laterales, será fundamental que tanto Carlos Araujo como Maximiliano Velázquez puedan proyectarse y contribuir con los mediocampistas en la gestación de los ataques.

Además del ingreso de Jo por André, el entrenador de Atlético, Levir Culpi, dispondrá el regreso del zaguero Rever (jugará por Jemerson). Pese a la ventaja conseguida en el partido de ida, y a que dos posibles resultados (un triunfo o un empate) le garantizan a su equipo el título, Culpi no se confía: “Debemos tener mucho cuidado, porque Lanús es un equipo peligroso y experimentado. Hemos logrado un resultado importante en el partido de ida, pero no podemos creer que esto alcance. Tendremos que jugar como un equipo que necesita la victoria”, aventuró el DT de los mineiros.

El partido tendrá su cuota de historia. Ambos conjuntos volverán a definir un trofeo continental luego de 17 años. Atlético y Lanús jugaron la final de la Copa Conmebol de 1997. Aquella vez, la historia estaba casi sellada luego del partido de ida, ganado por los brasileños por 4-1 (hubo graves incidentes luego del partido, con jugadores y auxiliares de los dos equipos entrelazados en una verdadera batalla campal). Tras esa derrota renunció el entonces DT granate, Oscar Garré. La revancha, en Belo Horizonte, terminó 1-1, por lo que Mineiro terminó alzándose con el trofeo por un marcador global de 5-2.

Al igual que entonces, Lanús está en desventaja. Pero sabe que su rival tiene apenas un gol de ventaja..

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *