Las FARC iniciaron el debate histórico para abandonar la lucha armada en Colombia