Las primarias “no tienen ningún sentido”, afirmó gobernador