Las últimas horas de los prófugos: cayeron por pedir agua en una casa

La vicepresidenta comunal de Cayastá, Verónica Devia, relató que los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci, que se habían fugado del penal de General Alvear hace 13 días, se detuvieron esta mañana a pedir agua en una finca situada en la Vuelta del Dorado, un paraje cercano a Los Cerrillos, antes de volcar en la ruta provincial 1, accidente que terminó con la captura de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

Según Devia, el dueño de la vivienda hizo la denuncia policial correspondiente, y eso posibilitó la captura de los prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez. Los Cerrillos es un lugar conocido porque en esa zona perdió la vida el ex campeón mundial de boxeo, Carlos Monzón.

Según datos a los que accedió LA NACION, los Lanatta y Schillaci partieron a la madrugada del departamento de San Jerónimo y Suipacha, en el microcentro de esta capital, a bordo de una camioneta Amarok blanca que le habían robado a un ingeniero agrónomo y que plotearon artesanalmente con la palabra y filetes alusivos a la Gendarmería.

En el distrito de Arroyo Leyes, su paso rápido con el vehículo sin sirena ni luces en el techo, llamó la atención de la policía del lugar que dio aviso al retén instalado en Santa Rosa de Calchines. En esa localidad no se detuvieron ante las fuerzas policiales y siguieron marcha por la ruta provincial 1 hasta tomar la ruta provincial 62, donde a pocos kilómetros se produjo el vuelco que dio lugar, horas después, a la detención de los fugados.

Juan Carlos es el baqueano que le prestó tres caballos a la policía de Cayastá para ingresar a los campos cuando minutos después del accidente en la ruta provincial 62, donde volcó la camioneta en la que se trasladaban los fugados. Allí estaba herido Martín Lanatta. Ante la seguridad de que los restantes ingresaban a campos de la zona, los efectivos decidieron perseguirlos montados en caballos.

“Los presté porque los policías de acá conocen bien la zona. A esos lugares, a pie no llegás. Ellos conocen. ¿Por qué lo hice?. Porque hay que ayudar. Todos tenemos que ayudar. Estamos orgullosos de nuestra policía”, resaltó.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *