Lázaro Báez fue internado en un sanatorio por una arritmia severa