Le robaron el inflador y los retuvo hasta que llegó la Policía