Libertadores: Empató Lanús y perdió Newell’s

El conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto igualó 0-0 con el conjunto chileno jugando en condición de local, dirigido por Eduardo Berizzo; de a ratos, el campeón de la Copa Sudamericana estuvo en apuros.

debut en la Copa Libertadores le tendió una trampa a Lanús . Le puso frente a frente a un equipo fiero, O’Higgins , el campeón chileno, que anudó cuanto pudo el juego, presionó en todos los sectores y redujo al campeón de la Copa Sudamericana. La presentación les entregó a los granates una carta certificada: el 0-0 habló por sí mismo. Y pudo haber sido más costoso para el conjunto argentino.

Lanús no fue Lanús. No, al menos, el de los últimos tiempos. El equipo preciso y punzante. La formación ordenada y solidaria. El de las ideas claras y de pulso firme. Los chilenos corrieron y, cuando pudieron, jugaron. Pablo Hernández, ex Argentinos Juniors, fue su estandarte, la figura de la noche. Y los argentinos fueron poniéndose nerviosos con el transcurso del tiempo. Casi nada les salió. Ni siquiera los alocados intentos del final, más por desesperación que por convicción.

Los granates estuvieron cerca con un tiro libre de Ayala. Garcés dio un mal rebote y no pudieron empujarla ni Goltz ni Acosta. Claro que, un rato después, el arquero se lució ante un cabezazo de Diego González, tras un medido centro de Ayala. O’Higgins se mostró como un equipo rápido y decidido en las réplicas. Aunque la principal virtud de los chilenos fue la presión. Nunca dejaron que Lanús pensara ni que sus mediocampistas recibieran libres. Estuvieron cerca de la apertura con un intento de Barriga, pero Goltz salvó en la línea, con Marchesín ya vencido. El conjunto dirigido por Berizzo no llevaría más peligro hasta el final del primer tiempo. Fue de la mano de dos argentinos. Primero, Calandria, cuyo tiro desde fuera del área salió muy cerca. Después, Pablo Hernández, quien también probó desde lejos: Marchesín debió esforzarse al máximo.

La actitud del equipo del Sur fue idéntica a la de los últimos partidos: nunca abandonó la búsqueda ofensiva. La diferencia estuvo en que pocas veces encontró justeza en el último pase. Benítez se demoró y se excedió en el intento individual. A Somoza se volvió algo errático y Ayala estuvo mejor con los pelotazos que con el toque corto; de todos modos, el paraguayo fue el más incisivo. Acosta quedó perdido en un costado. Y Santiago Silva se enfrascó más en la lucha que en la generación de espacios.

Lanús no se despabiló luego del descanso. Es más, O’Higgins lo puso contra las cuerdas. Hernández, el más criterioso, puso una pelota entre líneas y dejó a Calandria mano a mano con Marchesín. El delantero pateó por encima del travesaño. Increíble. Los cambios tampoco le dieron resultado a Lanús. Ni el obligado, el de Blanco por Acosta (ver aparte) ni el táctico: el debut del otro uruguayo Silva, Alejandro, por Benítez.

Los objetivos serán tímidos si se repasa el historial de Lanús en la Copa Libertadores: jugó por primera vez hace seis años y, con la actual, lleva cinco participaciones. Apenas dos veces pasó a los octavos de final, la etapa a la que más lejos llegó: en 2008 y en 2012. Pero volarán más alto con el hilo que les soltaron los Mellizos Barros Schelotto, que inculcaron una mentalidad ganadora y que ganaron la Copa Sudamericana 2013. Pero, por ahora, el debut le dejó una sensación demasiada híbrida.

Melano se pone a punto…

Guillermo Barros Schelotto está cerca de recuperar otro delantero: tras un esguince en el tobillo derecho, Lucas Melano ya empezó con los ejercicios con la pelota. Se estima que el cordobés estará listo para la 3ª fecha, en la que Lanús se medirá con Estudiantes, en La Plata.

… Y Acosta sintió una molestia

Pero Lanús no contaría ante Atlético de Rafaela, pasado mañana, en el Sur, con Lautaro Acosta, quien anoche fue reemplazado en el entretiempo por Ismael Blanco, por una contractura en el posterior derecho.

Treinta años después

O’Higgins volvió a la Copa Libertadores, en la que no jugaba desde 1984, cuando fue eliminado en la primera rueda. De la mano del entrenador argentino Eduardo Berizzo, el conjunto chileno se consagró campeón en 2013.

Newell’s en Medellin

Jugó bien, pero le anularon mal un gol y Maxi Rodríguez desaprovechó otras dos claras posibilidades; el equipo local marcó el 1 a 0 a nueve minutos del final.

MEDELLÍN, Colombia.- Newell`s Old Boys de Rosario perdió 1 a 0 con Atlético Nacional, de Colombia, el partido que jugaron en Medellín, debut de ambos en el grupo 7 de la Copa Libertadores de América .

El encuentro se jugó en el estadio Atanasio Girardot y el único gol lo marcó Edwin Cardona, a los 36 minutos de la segunda etapa.

Durante los 45 minutos iniciales, Newell`s prefirió apostar a la cautela y al control del balón. Por eso le cedió la iniciativa a su rival, que mostró un interesante circuito cada vez que Sherman Cárdenas se juntó con Edwin Cardona.

Sin embargo, el conjunto rosarino no pasó demasiados sobresaltos, porque la escuadra de Medellín no estuvo fina en la puntada final, en la zona del campo en donde se definen los encuentros.

Con el correr de los minutos, Newell’s pretendió sostener el empate cada vez más cerca de su área y el citado Cardona encontró espacios y tuvo su premio.

El hábil mediocampista del conjunto de Medellín, a los 36m., despachó un tiro bajo y colocado, que se tradujo en la apertura de la pizarra. 1-0 y la ilusión de sostener el punto se empezó a desvanecer.

Y así se dio el cierre, con una derrota ajustada para un Newell`s que regresará a Buenos Aires, en dos tandas, en la madrugada del sábado. Y por la tarde, el equipo de Alfredo Berti se entrenará en el predio de AFA, en Ezeiza, para preparar el partido del domingo contra Gimnasia en La Plata, por la segunda fecha del Final.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *