Los héroes de los cómics se redibujan para expresar la diversidad racial

El nuevo Capitán América será negro; es el último de varios cambios que generan revuelo.

Los libros de cómics son en colores desde hace décadas, pero recién ahora reflejan los verdaderos matices de la sociedad norteamericana.

El nuevo Capitán América es negro; un Superman sospechosamente parecido al presidente Barack Obama acaba de ser protagonista de un libro de cómic; Thor es una mujer; el Hombre Araña es mitad portorriqueño, y Ms. Marvel es musulmana.

Los superhéroes de las historietas más conocidas han sido redibujados. Ya no se ajustan al estereotípico varón blanco de pelo oscuro y ojos azules, y para reflejar la gran diversidad de su público conforman un mundo multicultural, multirreligioso y multigénero.

La sociedad ha cambiado, y también los superhéroes, que en el fondo son un reflejo de la vida en Estados Unidos, dijo Axel Alonso, editor en jefe de Marvel Comics. El selló estrenó en noviembreCapitán América N° 1, donde Sam Wilson se convierte en el primer superhéroe afroamericano que se calza el escudo y uniforme azul, rojo y blanco del clásico personaje.

“Los roles en la sociedad ya no son como antes. Hay mucha más variedad”, dijo Alonso, que también impulsó una boda gay en X-Men, un cambio de género de hombre a mujer en Thor y la primera heroína musulmana que presenta una gran publicación: Ms. Marvel.

El cambio de color del Capitán América ya está teniendo impacto fuera del cómic.

Incluso antes de la publicación del primer número, imágenes no autorizadas del Capitán América negro aparecieron en carteles durante la reunión que se llevó a cabo en la alcaldía de St. Louis tras el funeral de Michael Brown, el adolescente desarmado de 18 años que fue abatido por un policía blanco. En los carteles se veía al Capitán América con las manos en alto diciendo “No disparen”, una consigna que los manifestantes usaron para recalcar el número de afroamericanos muertos por la policía.

Alonso dice que los editores de Marvel sabían que al reemplazar a Steve Rogers por Wilson se estaban adentrando en una zona delicada.

“Cuando uno agarra a un afroamericano y lo viste con los colores de la bandera de Estados Unidos, bueno, eso tiene un simbolismo más potente, más evocador y que propicia más la reflexión que cualquier otro tipo de cambio que se introduzca”, dijo Alonso.

“Éste es el mundo en el que vivimos, un mundo en cambio, y nuestros personajes se están poniendo en sintonía con ese cambio.”

Marvel no es la única empresa que ha prestado atención a la diversidad. Un Superman negro alternativo, que a su vez es presidente de Estados Unidos, integra el equipo The Multiversity, de DC Comics. La DC también se jacta de tener más heroínas de primera línea que cualquier otra empresa, incluidas Batichica, Gatúbela, Harley Quinn -la enamorada del Guasón- y la Mujer Maravilla, la historieta más antigua que se siga publicando cuya protagonista es una heroína.

“Nuestro objetivo es contar las mejores historias asegurándonos de que nuestros personajes permitan la identificación de los lectores y que reflejen a la diversidad de nuestros fans y seguidores”, dijo Diane Nelson, presidenta de DC Entertainment.

OTROS CAMBIOS

Los anteriores cambios -un Hombre Araña mitad portorriqueño y mitad negro en la edición Ultimate, la hija de 16 años de inmigrantes paquistaníes de Jersey City llamada Kamala Khan que se convierte en Ms. Marvel- tal vez hayan allanado el camino para el cambio de color del Capitán América, dice Alonso. Pero no todos están contentos con los cambios: un contingente de bulliciosos fans por Internet ya están protestando contra el cambio en ciernes en la película Los Cuatro Fantásticos, de Marvel, donde uno de los cuatro, Johnny Storm, dejará de ser un rubio de ojos claros para convertirse en negro.

Noah Berlasky, autor de La Mujer Maravilla: feminismo y bondage en los cómics Marston/Peters, 1941-1948, dijo que grandes sectores del público de cómics, mayormente varones blancos, no quieren que sus personajes favoritos cambien.

“Cambiar la raza o el género de las personas puede resultar más amenazante que transformar a Thor en sapo”, dijo Berlasky, en referencia a la historia popular en la que el dios noruego se convierte en anfibio. “Los personajes siempre están en cambio, pero hay cuestiones culturales que se magnifican si de pronto Johnny Storm es negro.”

Las películas basadas en superhéroes, como Los Vengadores y los Guardianes de la Galaxia, de Marvel, o El Hombre de Acero, y la inminente Superman vs. Batman: Dawn of Justice -de DC, y donde aparecerá la santísima trinidad de la empresa: Superman, Batman y la Mujer Maravilla-, están atrayendo a un nuevo público a las arenas del cómic.

Hay personajes de historieta negros desde hace décadas, pero raramente encabezaron las historietas más emblemáticas. El primer personaje negro que puso su nombre a una historieta propia fue Lobo, el héroe y pistolero del Lejano Oeste de Dell Comics, en 1965, una serie que se vendió poco y fue cancelada después del segundo número.

Marvel presentó al mundo a Samuel Wilson como el Halcón, en primer superhéroe afroamericano de cómics, en 1969, como ladero del Capitán América. Pantera Negra, que había sido personaje secundario de Los Cuatro Fantásticos en 1966, no era estadounidense, sino un rey africano. El cómic homónimo Luke Cage, Hero for Hire (Luke Cage, héroe en alquiler) debutó en 1972 con un personaje de Blaxploitation (“explotación negra”) que lucía un peinado afro exagerado, usaba el latiguillo “¡Dulce Navidad!” y tenía fuerza sobrehumana después de haber sido sujeto de experimentos durante su paso por prisión. En 1977, DC Comics presentó a Black Lightning, un maestro de escuela que adquiere poderes eléctricos.

En 1993, Milestone Media se convirtió en el primer cómic importante en el que casi ninguno de los personajes principales era blanco. Los epónimos Harware y Static eran negros. Xombi era coreano-norteamericano. Y héroes de toda raza, credo, color y orientación sexual poblaron Blood Syndicate, Heroes y Shadow Cabinet, que fueron absorbidos dentro del panteón de DC.

CAMBIOS EN UN ÍCONO DEL CÓMIC

El Capitán América blanco

El hombre detrás del famoso héroe tricolor del escudo hasta ahora era Steve Rogers

El Capitán América negro

En un nuevo cómic, lo hará Sam Wilson, un afroamericano que antes encarnaba al superhéroe Falcon.

cappp

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *