Luis Segura: "Cometimos un grave error al vender entradas"

El vicepresidente de la AFA reconoció que funcionarios de la asociación vendieron tickets para los que no tenían; “No es usual, pero acá se hizo todo a la luz del día”.

El vicepresidente de la AFA, Luis Segura, reconoció esta mañana que cometieron “un grave error” al vender entradas a hinchas argentinos para el Mundial de Brasil, pero aclaró que se dieron al mismo valor que tenían para la FIFA.

“Cometimos un grave error y me arrepiento”, admitió el directivo en declaraciones a radio Mitre y al canal Todo Noticias, al reconocer que se habían entregado a simpatizantes que fueron sin tickets para entrar a los partidos de la Copa del Mundo.

De todos modos, negó haber cometido algún ilícito: “No tengan dudas de que no le revendí entradas a nadie. Yo lo que hice desde mi modesto lugar fue venderle entradas a las personas que viajaron a Brasil sin tickets y lo que intentamos hacer fue solucionarle ese problema a la gente.”

Cuando fue consultado acerca del modo en el que se llevó a cabo esa venta (eligiendo casi a dedo al comprador), el dirigente se justificó: “Yo no puedo salir a la verja a anunciar que tenía entradas, así que tratamos de venderles las que nos sobraban a gente conocida. No se lo anunciamos a nadie. Había 400 personas pidiendo entradas, algunos de buena manera y otra con insultos. Si uno tiene la posibilidad de resolverle el problema a 100 personas, uno lo hace.”

Ante la consulta relacionado a cómo llegaban los compradores a Segura, el directivo reconoció que fue “por contactos”. “Tratamos de elegir a personas que luego no las revendieran”, agregó. Y luego aseguró: “No tengo idea de dónde salieron las entradas que terminaron en manos de los barrabravas. Habría que preguntárselo a ellos.”

Algo molesto, el dirigente explicó y arengó: “FIFA nos pasó sobrantes, y los vendimos a precio oficial. Las que vendimos tenían el valor impreso en la misma entrada y se vendió a ese mismo precio. Que venga alguien y me diga que yo le vendí una entrada a un precio mayor del que correspondía.”

Más tarde, le preguntaron por qué se daba una situación tan desprolija en lugar de vender el remanente de una manera más cristalina, Segura le pasó la pelota al presidente de la FIFA: “Yo no decido si se vuelven a vender entradas que ya se habían vendido antes. Sería algo que habría que preguntarle a Blatter.”

Por último, se mostró arrepentido: “Lamento profundamente haberlo hecho, porque ahora me estoy comiendo un garrón. Acepto que es desprolijo, y si me tocase vivir otra vez un hecho similar, la próxima me guardo las entradas y no ayudo a nadie. Si alguien viaja sin entradas le diré ´embromate´.”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *