Maduro llama a la paz y denuncia un golpe de Estado

En medio de la ola de violencia desatada por la oposición se sucedieron las muertes de un militante oficialista y una estudiante. Maduro recalcó que no acepta que se rete a la Constitución y advirtió que todos los “fascistas” serán encarcelados.

Luego de saberse las dos nuevas muertes a raíz de la tensión y caos social que vive el país bolivariano, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que los jefes de la oposición a su gobierno están obligados a llamar al cese de  la violencia.

 

Una de las muertes se trata de Génesis Carmona, estudiante de marketing y modelo de 21 años. Falleció tras pasar 24 horas en estado crítico debido a un disparo que recibió en la cabeza mientras participaba de una marcha opositora en Valencia, Carabobo.

 

A su vez el ministro de Interior y Justicia, general Miguel Rodríguez Torres, informó que una persona murió y cuatro quedaron heridas por un ataque a balazos a una manifestación oficialista en el estado sureño Bolívar.

 

Torres aseguró: “Había una concentración de trabajadores, de seguidores de la revolución, y fueron agredidos a tiros, no sabemos todavía exactamente por quién, desde una edificación, y hay un fallecido y cuatro heridos de bala del sector revolucionario”.

 

Por otro lado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reclamó la “liberación inmediata de todos los detenidos” por manifestarse en su contra.

 

Mientras tanto, el dirigente opositor Leopoldo López, recluido en una prisión militar, se aprestaba a declarar ante la jueza que había ordenado su captura.

 

En una reunión en la Casa de Gobierno, Maduro recalcó que no acepta que se rete a la Constitución y advirtió que todos los “fascistas” serán encarcelados, al igual el dirigente opositor Leopoldo López, quien se entregó voluntariamente.

 

“Estamos frente a un golpe de Estado continuado desatado contra Venezuela. El fascismo tiene a su jefe preso ya y lo voy a hacer contra todos los fascistas estén donde estén. No acepto que se rete al pueblo venezolano, que se rete a la Constitución, al Estado”, señaló.

 

Maduro acusó a López de haber instigado y organizado las protestas que se han extendido en la última semana, las cuales han dejado al menos cinco muertos, y recalcó que los “enmascarados con armas tendrán que ir a la justicia”.

 

“No vengan a decir que López no tiene nada que ver con la MUD. Él fue precandidato, luego lo bajaron, y luego apoyó al candidato (Henrique Capriles)”, dijo.

 

“Buscan generar un espiral de odio, de enfrentamiento de pueblo contra pueblo… No acepto grupos armados de ningún tipo y los que hayan sacado armas van presos, lo que saquen sus armas a nombre de la revolución (bolivariana) van presos. Las armas de la república las tiene la Fuerza Armada”, aseveró.

 

Agregó que el “fascismo debe responder por su llamado al golpe de Estado de uno de sus dirigentes que está preso”.

 

“(A López) lo tenemos preso. Los demás irán uno por uno llegando por el mismo camino, a la misma celda. Yo voy a defender la democracia”, recalcó.

 

Asimismo, Maduro llamó a Capriles a salir y ordenar el cese de la violencia. “Llegó el momento que ustedes salgan. Es fácil esconderse en un guión, acusando al gobierno de que está reprimiendo. Aquí hay gente entrenada y llena de odio”, agregó.

 

Al término de la Cumbre de Líderes de Norteamérica, celebrada en la ciudad de Toluca, el presidente Obama demandó a Maduro a “dejar de distraer la atención con acusaciones falsas hacia Estados Unidos y preocuparse por su gente”.

 

“En vez de preocuparse por sus diplomáticos debería hacerlo principalmente por su gente”, señaló.

 

Entre los opositores a Maduro detenidos figuran el dirigente Leopoldo López, acusado de la violencia generada el miércoles pasado tras una furiosa manifestación en Caracas.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *