Maleteros acataron la conciliación obligatoria y levantaron el paro