Más mujeres en altos cargos de la Curia, pero también quejas por condiciones laborales de religiosas