“Me tiraron doce tiros en cincuenta metros”