“No me comparen con el incomparable”