"No necesitamos salir campeón, el mundo ya respeta al fútbol holandés"

Van Gaal, DT del seleccionado naranja que hoy juega con Australia, confía en las chances para el título aunque dice que su país no depende una vuelta olímpica para ser reconocido.

 Quienes lo conocen de cerca dicen que Louis Van Gaal está menos combativo, más flexible al diálogo incluso con sus jugadores. Algunos indicios de eso pudieron observarse en el entrenamiento de ayer, en el estadio Beira Río, de esta ciudad, en la previa del partido de hoy ante Australia, por la 2° fecha del Grupo B. Hasta en un momento, el hombre de 62 años que luego del Mundial dirigirá a Manchester United, pareció hacer chistes con Wesley Sneijder. Pero si uno ata cabos. El plantel ya en Brasil se animó a salir a caminar por las playas de Ipanema y meterse en el mar; y Robin Van Persie, luego de la goleada ante España 5-1, dijo que se vio sorprendido de que el técnico haya permitido que sus esposas e hijos hayan estado antes del debut con ellos en el hotel. Incluso no fue el primero ni será el último que elogiará al DT no sólo como conocedor del fútbol, sino también como un gran ser humano. Hay más: justo cuando se polemiza sobre el sistema táctico con el que jugó Holanda ante España (5-3-2), Van Gaal afirmó que ningún jugador vino a plantearle nada, pero que si lo hicieran él los escucharía y charlaría con gusto sobre cuestiones del juego. “Siempre le doy importancia a la opinión de los futbolistas, también tengo un comité en el cuerpo técnico en donde intercambiamos ideas, pero hasta ahora nadie vino a plantear nada”, explicó ayer tras la práctica vespertina.

Es el mismo Van Gaal que reconoció que sintió nervios en la previa del debut del Mundial: “Fue tensión en el estómago. Si juegas un gran torneo, no todo depende de la técnica y la táctica. No se puede controlar todo”, pero luego del 5-1 se esforzó en bajarle un mensaje al plantel en función de que sólo habían dado un primer paso, que no habían conseguido nada todavía: “En la Copa del Mundo no podés pensar a futuro, hay que mantener la calma. Pueden pasar muchas cosas de acá en adelante”.

Por la diversidad de climas de acuerdo a la región brasileña donde se juegue, hay seleccionados que se quejan, pero Van Gaal lo toma con relativa importancia: “Es cierto que hay una gran diferencia si se juega en Porto Alegre que en Manaos. Uno aquí puede jugar rápido, aportarle otra intensidad al ritmo. Pero también es cierto que el clima no es el único factor que juega, la táctica, la técnica y el desequilibrio individual también influyen”.

Muchos periodistas holandeses lo criticaron antes del debut porque modificó el esquema habitual al 5-3-2 para jugar ante España, pero Van Gaal aclara: “Siempre van a haber críticas. Si jugaba 4-3-3 también porque van relacionadas a mí. El sistema no hace la diferencia, pero uno tiene que evaluar en función del rival también. Y, además, se puede cambiar la táctica pero mantener la filosofía y el espíritu de juego, que es lo que hace Holanda. Hay gente que piensa que si ponés tres delanteros sos ofensivo, y si ponés cinco defensores sos defensivo. Yo tengo otra perspectiva”.

Holanda recibe elogios. Pero no de ahora, sino que a lo largo de su historia tuvo destellos de buen juego que generaron la admiración y el aplauso de varios sectores del planeta. Sin embargo, tiene la espina interna de haber disputado tres finales de Copa del Mundo (1974, 1978 y 2010), pero en todas perdió. Al respeto, La Nación le preguntó a Van Gaal si Holanda sentía la necesidad de una vuelta olímpica para coronar su filosofía y estilo de juego, a lo que el DT respondió: “No necesitamos salir campeón, el mundo ya respeta al fútbol holandés. Yo no sé quién desconfía o descree, sí sé que nosotros vamos a intentar ganar, pero que de eso no dependerá la evaluación que hagamos. Holanda llegó a tres finales del Mundo. Sabemos que muchos pelean, pero que después gana uno solo”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *