Olimpo araño el empate, pero no pudo frente a Vélez

 

El fútbol argentino no da respiro. Mientras aún perduraban en el ambiente las vibrantes sensaciones que dejó como saldo el ansiado Superclásico, ya se debía comenzar a cambiar el chip porque una nueva jornada del Torneo Final (la undécima) tenía su inicio con cuatro apasionantes, que acapararían la atención de propios y ajenos. Uno de ellos era el que se disputaba en Bahía Blanca entre Olimpo y Vélez. Es que mientras el local necesitaba ganar para subirse a lo más alto (al menos hasta que jueguen el resto de los equipos) y así continuar con su objetivo principal de engrosar el promedio para no perder la categoría; la visita también buscaba la victoria, pero para quedar como único líder.

Con dicha meta en común salieron los protagonistas al campo de juego del Roberto Carminatti y, pese a las necesidades de ambos, los minutos iniciales muy lejos estuvieron de contar con intensidad. Mientras el local era apenas un poco más que un ‘Fortín muletto’, ninguno de los dos lograba llegar con real peligro al área de enfrente. Fue recién a los 15 minutos cuando el ‘Aurinegro’ sacudió la modorra con un disparo que conectó Cerutti luego de un tiro libre de Gil. Las maniobras siguientes continuaron siendo del elenco de Perazzo, pero sin la claridad necesaria como para poder lastimar.

 

Olimpo podía terminar pagando caro su falta de decisión para sacar ventaja en un partido en el que los de Liniers aún no se encontraban. Y así fue. A Vélez le dieron una vida más al no haberlo lastimado cuando parecía estar indefenso y en la primera que tuvo facturó. Fue a los 22 minutos cuando Héctor Canteros mandó un exquisito centro que fue conectado de palomita por un Desábato que se filtró velozmente en una desconcentrada defensa y mandó la pelota al fondo de la red.

De allí en más el encuentro se emparejó en cuanto a la posesión del balón. Es que Olimpo quedó algo desconcertado y Vélez intentaba animarse a más. Mientras el local dilapidaba lagunas chances –siempre careciendo de la claridad necesaria- la de mayor peligro volvió a estar del lado de la visita y fue por un potente tiro libre de Mauro Zárate que hizo temblar el travesaño.

La reanudación del juego fue algo ‘tibia’ y con un ‘Fortín’ bastante retrasado para ser que sólo ganaba por la mínima. Sin embargo, volvió a suceder algo similar a la primera etapa.  Cuanto más lejos parecía estar del gol, lo encontró la visita. Fue a los siete minutos cuando Roberto Nanni aprovechó una desconcentración de la defensa que perdió la pelota en su área, se fue hasta el fondo y mandó un centro pasado que fue conectado por Canteros. Allí se dio elblooper de la tarde porque Moiraghi se exigió y alcanzó a despejar en la línea, pero con la mala fortuna que la pelota rebotó en su compañero Dylan Gissi que también se había acercado para despejar y la bola terminó ingresando en contra de su propia valla.

No sucedía mucho más en los minutos siguientes, hasta que a los 16 minutos se produjo una incidencia que podía influir en el tiempo restante del encuentro. Se trató de la expulsión de Facundo Cardozo en la visita (por doble amonestación). De esta manera, el ‘Turu’ se vio obligado a meter mano en el equipo y tuvo que sacar un volante (Jorge Correa) para rearmar la defensa con el ingreso de Emiliano Papa. Era el momento ideal para que Olimpo intentara subsanar su falta de contundencia y le pusiera mayor justicia a un marcador que estaba arrojando demasiado premio para Vélez.

Así fue que, más a fuerza de voluntad que con buen juego, Olimpo se fue acercando cada vez más al área defendida por Sebastián Sosa y había logrado alejar lo suficiente al ‘Fortín’ de la suya. Claro que el local seguía padeciendo la falta de definición. Sin embargo, apareció Sebastián Domínguez para darle una ‘mano’ cuando se durmió en el lateral derecho, perdió la pelota y el ataque de Olimpo terminó con Ezequiel Miralles decretando el descuento que revivía a su equipo.

Los de Perazzo se dieron cuenta que podían y aún les quedaba tiempo, por lo que poco a poco fueron acorralando a los de Flores, que sólo tuvieron una doble ocasión a los 40 minutos cuando Lucas Pratto encaró con toda su potencia y sacó un disparo que fue despejado y apareció Desábato para tomar el rebote y ensayar un disparo desde afuera del área. En los minutos finales todo fue del local, que acechó –sin suerte- hasta el último segundo.

 

Así se esfumó el encuentro con una victoria a favor de la visita que pareció ser algo exagerada para un equipo que sintió notoriamente el trajín que acarrea por afrontar dos frentes prácticamente con los mismos hombres. Con este triunfo, Vélez se subió a lo más alto, a la espera de lo que suceda con el resto de los elencos que están metidos en el pelotón de la pelea grande.

 

 

 

 

 

 

FORMACIONES:

Olimpo: Nereo Champagne; Dylan Gissi, Iván Furios, Néstor Moiraghi, Cristian Villanueva; Pablo Lugüercio, Damián Musto, Jonathan Blanco, Leonardo Gil; Ezequiel Cerutti y Ezequiel Miralles. DT: Walter Perazzo

Vélez: Sebastián Sosa; Fabián Cubero, Juan Sabia, Fernando Tobio, Facundo Cardozo; Jorge Correa, Leandro Desábato, Héctor Canteros, Alejandro Cabral; Mauro Zárate y Roberto Nanni. DT: José Flores

Estadio: Roberto Carminatti

Árbitro: Pablo Díaz

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *