Piden perpetua para el acusado del femicidio de Anahí Benítez: un perro es la prueba clave

El femicidio de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años hallada asesinada en la reserva Santa Catalina de la localidad bonaerense de Llavallol en 2017, trascendió los medios locales.

A través de una videoconferencia, donde se llevó adelante el juicio, el fiscal Hugo Daniel Carrión pidió que Marcos Bazán, el único sospechoso por el crimen atroz, fuera condenado a prisión perpetua. El cuerpo de la joven fue encontrado tras haber estado desaparecida seis días.

En la misma línea se expresó la querella, quien además solicitó una pena parecida, mientras que por otro lado, la defensa pidió la absolución del detenido por falta de pruebas.

Los alegatos de las partes se escucharon ayer en la última audiencia del juici0, que tuvo lugar en una videollamada, por la situación actual del país.  El veredicto se dará a conocer el próximo 27 de mayo.

La causa tiene un segundo acusado cuyo ADN fue encontrado en el cuerpo de la víctima y a quien el fiscal Hugo Carrión señaló como autor de la violación y coautor del homicidio.

Sin embargo, Marcelo Villalba, dejó de ser juzgado porque sus problemas psiquiátricos le impedían estar en condiciones de enfrentar el debate.

En su alegato, Carrión destacó como prueba clave del caso el olfato del perro rastreador “Bruno”, y afirmó: “Se lo conoce como el detector de femicidas”.

Además, sostuvo que la víctima fue “torturada” y “cosificada” y acusó a Bazán como coautor , o subsdiariamente partícipe necesario, de los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género” y como partícipe necesario de “abuso sexual agravado por acceso carnal”.

(Mitre)

Comentarios

Comentarios

comentarios