Ponen fin al misterio del “chupacabras” en Punilla