Por la alta inflación, los recibidores de granos negociarán paritarias cada seis meses