Por qué puede ser contraproducente que los perros o gatos duerman en nuestra cama

El médico veterinario Roberto Giménez señaló que “si dejamos que nuestro perro duerma en un sillón o en una cama, tenemos que bancarnos que luego el animal no nos haga caso”.

“El comportamiento de los perros está basado en el sistema de jerarquías y éstas se establecen de acuerdo a los recursos (las hembras, la comida o el espacio). Dormir en sitios altos es una característica de los dominantes y dejarlos que estén en la cama es un pésimo mensaje porque le estamos indicando que puede hacer lo que quiere. Así somos incoherentes con lo que le mostramos a diario”, explicó el profesional.

“El perro entiende que el que domina duerme en un sitio alto para vigilar y controla el entorno”, expuso por De La Bahía.

Al mismo tiempo, remarcó el aspecto sanitario: “hay que tener en cuenta la toxocariasis o la toxoplasmosis y eso no es higiénico, aunque parto de la idea de que las mascotas están desparasitados”.

“Si queremos evitar que el perro suba a la cama, no lo retemos ni tratemos de razonar con él. Cuando intente hacerlo, lo tratamos de parar haciendo una barrera física, como ponerle la mano, y a los dos o tres segundos, lo llamamos, lo hacemos subir y le marcamos que puede estar en la cama cuando los dueños queremos. Eso se llama refuerzo positivo”, sugirió.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *